>

Una opinión particular, no les ha pasado que a veces, visitamos casas que son hermosas, pero que les hace falta algo, y ese algo es ese toque especial, que le dan las plantas a las casas.

Les cuento una experiencia propia, meses pasados, visite una amiga, la cual tenia unas matas de palmas, lo cierto es que las raices de la planta rompieron la tuberia de agua, y ella tuvo que cortar la planta, al cortarla la casa quedo como desnuda, le hacia falta algo ese toque especial que le daba esa planta…….. allí les dejo las razones por las cuales los motivo a tener su jardín.

Esta son algunas de las ventajas de tener plantas ornamentales en nuestra casa u oficina:

Incrementan la humedad en el aire: Las plantas aumentan la humedad en el aire y contribuyen a hidratar nuestras mucosas, garganta y piel e impiden la tos o irritación que provocan los ambientes secos.

Oxigenan, filtran y purifican el aire: En lugares cerrados donde no se abren las ventanas, el que haya varias plantas resulta muy práctico porque consumen el dióxido de carbono y lo transforman en oxígeno limpio. También absorben la contaminación que originan el tabaco y la cocina, y captan los gases de los aerosoles y limpiadores domésticos.

Combaten la polución: Absorben gases nocivos y partículas químicas como el formaldehído, el benceno o el tricloroetileno, los cuales son procesados por las plantas y transformados en nutrientes, con la ayuda de unas bacterias que se encuentran en la raíz. Los mejores resultados se obtienen al tener en la casa plantas de distintas especies

Reducen la sensación de fatiga: Remueven el humo, microorganismos patógenos, volátiles y captan el polvo, reduciendo su presencia en el aire hasta un 20%. Con esta limpieza se disminuye la sensación de fatiga que experimentamos, como consecuencia de una atmósfera cargada.

Aminoran el ruido: Se puede decir que “ahogan los sonidos”, sobre todo en lugares cerrados y con suelos duros. La alteración acústica se percibe más cuando la frecuencia del sonido es muy alta.

Mejoran el ánimo y el bienestar: plantas en casa tiene efectos psicológicos y anímicos positivos, que se producen con sólo contemplarlas.

Relajan y animan: Incrementan el nivel de concentración y comprensión y mitigan sentimientos negativos como el miedo o el enfado. Además, se ha comprobado que un enfermo se recupera con más rapidez en presencia de flores y plantas.

 Fuente: flores y plantas.