>

La rana de Australia (Rheobatrachus silus) era un anfibio anuro de la familia Myobatrachidae. Era el único animal conocido capaz de incubar sus huevos en su estómago, un hecho que conseguía desconectando aparentemente sus enzimas digestivas mediante una sustancia producida por los huevos. Esta rana desapareció en 1981.

En la Australia rural se ha descubierto una colonia de una especie de rana que se creía extinta desde hacía treinta años. En estos tiempos de sequía y tormentas de arena que corren, la noticia es tan buena en la gran isla de Oceanía que hasta la ha comentado el señor ministro de medio ambiente y cambio climático, Frank Sartor, quien ha recordado la importancia de proteger los hábitat naturales.
Luke Pearce, un funcionario local de conservación de pesca, se tropezó con una de las ranas en octubre de 2008 mientras investigaba una especie de pez en peligro de extinción en las mesetas del sur del estado de Nueva Gales del Sur. Pearce regresó a la zona en la misma temporada en 2009 con expertos que confirmaron que era una colonia de alrededor de 100 ranas Bell de lunares amarillos (Litoria castanea, la de la foto es una litoria aurea).

Dave Hunter, funcionario de especies amenazadas del Departamento de Cambio Climático y Agua, aclaró que el hallazgo no se había hecho público hasta ahora para esperar a que se establecieran medidas de conservación para proteger a la especie de la caza. Siete de las 216 especies de ranas conocidas en Australia han desaparecido en los últimos 30 años.