>

La NASA encargó a tres empresas el diseño de los aviones que serán utilizados en el 2025. Con el objetivo de reducir el ruido y las emisiones, y conseguir un menor consumo de combustible, la agencia espacial estadounidense otorgó contratos a la compañías de aviación Lockheed Martin, Northrop Grumman y Boeing para que realicen el estudio de diseño avanzado de concepto.


 
El objetivo de la NASA es que los aviones de 2025 tengan el mismo uso que en la actualidad, pero con mucha mayor eficiencia en el consumo de combustible, menos emisiones y contaminación acústica, así como un menor coste de recursos y energía a la hora de su fabricación.
Antes de ser construidos, los prototipos deben ser aprobados por la agencia espacial. Se estima que estos proyectos ya podrían desencadenar una importante evolución en los próximos años de la navegación aérea.

Durante todo 2011 las empresas se dedicarán a explorar, probar, simular y descartar innovaciones y tecnologías para confeccionar su diseño final.
El rediseño busca mejorar la velocidad, reducir el consumo de combustible y disminuir la emisión de gases contaminantes.
Fuente: Diario ecología.