>

Jonathan Liow, el hombre que diseñó Solarball hace una observación muy acertada cuando se le preguntó acerca de lo que le inspiró a diseñar este dispositivo único. Dice que gran parte del mundo desarrollado dan por sentado los productos todos los días que el resto del mundo carecen. Eso es tan cierto en todos los sentidos de la palabra y el agua potable, que muchos de nosotros damos por sentado y prestan poca atención a, es algo que 1 de cada 8 personas en el planeta no tienen acceso.
Solarball pretende solucionar este problema al ofrecer un aparato simple que es fácil de usar, cómodo de manejar y trabajar en cualquier lugar del planeta con facilidad. Esta esfera de forma ergonómica puede producir 3 litros de agua potable todos los días utilizando el proceso simple y natural de evaporación. Todo lo que necesitas hacer es verter el agua contaminada a través del puerto de llenado y el lugar en el sol.
Con sólo aprovechar la energía solar que ofrece agua limpia como el proceso de evaporación y condensación en la tapa de cristal de Solarball le permiten recoger el agua limpia que se puede utilizar con seguridad para los propósitos potable. El diseño de Solarball se ha logrado mantener en mente el objetivo final del proyecto. Una esfera permite la máxima oportunidad de recogida de calor, mientras que el nivel de negro baja ofrece las condiciones óptimas para la generación de calor.
Es fácil de usar, fácil de llevar y no demasiado caro ya que no se utiliza la tecnología complicada en el interior. A veces es las soluciones simples que son los mejores y Solarball es uno de esos. La gente en África y gran parte del sudeste de Asia que gozan de abundancia de sol y la falta de acceso al agua potable no le vendría Solarball.
Fuente:Ecofriend