>

El ornitorrinco o platipo (Ornithorhynchus anatinus) es la única especie actual de la familia Ornithorhynchidae. Junto con los equidnas, el ornitorrinco forma el Orden Monotremata, llamados así por tener un único orificio de salida corporal común al tracto digestivo y urogenital. También poseen un pico córneo como las tortugas y la mayoría de las aves.

 Miembros de la subclase prototerios, como los otros monotremas, conservan características reptilianas como la reproducción ovípara mediante una cloaca. Este animal es actualmente nativo de la zona oriental de Australia y de la isla de Tasmania. Se mantiene la mayor parte del tiempo nadando en los ríos y lagos de agua dulce. Se oculta en túneles que excava en la ribera. En estos túneles construye su nido.

La extraña apariencia de este mamífero ponedor de huevos, venenoso, con hocico en forma de pico de pato, cola de castor y patas de nutria desconcertó a los naturalistas europeos cuando se lo encontraron por primera vez, llegando incluso a ser considerado por algunos como una elaborada falsificación.[4] Es uno de los pocos mamíferos venenosos; los machos tienen un espolón en las patas posteriores que libera un veneno capaz de producir un dolor intenso a los humanos.

Sus características únicas lo convierten en importante sujeto de estudio en el campo de la biología evolutiva, así como un símbolo reconocible e icónico de Australia; ha aparecido como mascota en acontecimientos nacionales y aparece al dorso de la moneda de 20 céntimos australiana. El ornitorrinco es el emblema animal del estado de Nueva Gales del Sur.[5]

Hasta principios del siglo XX se lo cazaba por su piel, pero actualmente está protegido en todo su ámbito de distribución. A pesar que los programas de reproducción en cautividad han tenido un éxito bastante limitado y que es una especie vulnerable a los efectos de la contaminación, no se considera que se encuentre bajo amenaza inmediata 

Leer más en Wikipedia.