>

CIUDAD DE MÉXICO.- A través de una película de ficción para niños, la compañía Disney abordará el tema del tráfico de animales en peligro de extinción en México.

La película de aventuras y denuncia para televisión es una coproducción entre Disney y productores mexicanos, escrita y dirigida por la mexicana Patricia Arriaga-Jordán y filmada con actores locales como Alejandra Ambrosi, Carmen Beato y Juan Carlos Méndez.

“Patricia Arriaga quería hablar de un tema muy fuerte y muy importante, que es el tráfico de animales”, dijo a la agencia dpa Ambrosi, que interpreta a una traficante de animales en esta historia.

El proyecto tiene como título tentativo “Bacalar” y se filmó totalmente en la laguna de Bacalar en Chetumal, Quintana Roo, en el Caribe mexicano.

Se desconoce la fecha de estreno, pero Ambrosi presume que podría salir a la televisión en México y Estados Unidos de manera simultánea.

“El tráfico de animales en México deja ganancias millonarias y no le ponemos tanta atención, como por ejemplo, al narcotráfico”, dijo la actriz. “Es un tema muy complicado y muy delicado y está abordado en la película desde la aventura, pero también busca hacer conciencia”.

México, uno de los países del mundo con mayor biodiversidad, ocupa el cuarto lugar en el tráfico de animales en el mundo, según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En Ciudad de México, el principal centro comercialización ilegal del país, cada animalito, dependiendo de la rareza, puede tener un valor que va de los 500 a 1.000 dólares.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), desaparecen hasta 100 especies animales y vegetales diariamente en los bosques tropicales, a causa del tráfico ilegal y la deforestación.

En México el tema de la venta ilegal de animales fue abordado por cineasta mexicano Eugenio Polgovsky en la película “Trópico de Capricornio”, un documental de 1994.

Recientemente la película animada “Rio”, de la estadounidense Twentieth Century Fox Animation, abordó también el delicado asunto del robo y exportación ilegal de especies exóticas en Brasil.
Fuente: http://www.emol.com/