>

 

Entrevista a Alan Smith, de Gold International, empresa extractora de oro del Amazonía

.
Esta entrevista la encontre en el blog de Lenin Cardozo
Entrevistador: Señor Smith, estamos interesados en conocer sus argumentos como líder de una de las mayores empresas trasnacionales auríferas que hoy opera en la Amazonia y así, pedirle a la vida que nos de más inteligencia, para intentar entender cómo es que ustedes justifican ese holocausto minero y todo el daño que se le ha hecho al gran pulmón verde del planeta. Al respecto quería preguntarle: ¿Han ustedes alguna vez contabilizado, las vidas humanas y de otras especies, que perecen en el proceso de extracción de cada gramo de oro que explotan en la Amazonía?
.
Señor Smith: Nosotros estimamos que por cada 3 gramos de oro que logramos extraer, mueren por lo menos una vida humana y como unas cien mas de las otras especies. Esto ocurre, debido que para extraer 3 o 4 gramos de oro se necesita además de manipular una tonelada de tierra, esta debe impregnarse de mercurio, que es fundamental, porque sirve de aglomerante. El proceso es muy parecido a cuando se usa un imán, para atraer a las partículas de hierro. Eso mismo ocurre con el mercurio y el oro. Y al entrar el cuerpo humano en contacto con ese metal pesado, la intoxicación es inmediata, acumulativa y letal.

Todos los que manipulan el mercurio en grandes cantidades, en cuatro o cinco años a lo sumo perecen y si el cuerpo resiste tal envenenamiento un poco más, en el ínterin van quedando con serias lesiones neurológicas, que finalmente los lleva a la muerte. Y por supuesto, la flora y la fauna, se envenenan en proporciones mayores, porque el lavado de la tierra con mercurio se hace en los ríos que están aledaños a la explotación minera, de ahí que miles de peces y especies que entran en contacto con esas aguas contaminadas también mueren. Si hay un común denominador, alrededor de los campamentos auríferos, es la pestilencia de cientos de animales muertos, todos producto de esas aguas.

Entrevistador: Existen regulaciones o leyes que prohíben el uso del mercurio por su mortal efecto en las personas que lo manipulan y por su daños a la naturaleza. ¿Cómo es que ustedes lo siguen usando o estimulan a que se use? E igual, también existen decretos que limitan las aéreas de explotación auríferas, y sin embargo su empresa opera libremente en cualquier parte de los ocho países que conforman la Amazonía. ¿Sera que Gold International está por encima de las leyes de esas naciones?

Señor Smith: Todos eso decretos o leyes para regular la actividad aurífera, son disfraces. Son fachadas de los políticos. Además internacionalmente, nos respalda la tesis del “Desarrollo Sustentable”, es decir, mientras eso sea “un sustento”, un poco de comida para miles, nosotros seguiremos “desarrollándonos” en la afligida Amazonía.

Entrevistador: y ya para terminar, veo que usted no usa ninguna prenda de oro. ¿Es que acaso teme que de alguna manera pueda contaminarse con algún vestigio de mercurio que en ellas pueda haber?

Señor Smith: Yo jamás uso anillos o cadenas ni nada que contenga oro, tú sabes que detrás de cada joya, hay muchos muertos. Prefiero mejor, dejar dormidos los remordimientos!