>

Greenpeace celebra que Lego se comprometa a no destruir los bosques de Indonesia

image Poco a poco se logran las metas, y hoy se demostró que las campañas si surten efecto.  Una buena noticia del mundo de los juguetes.
El  mes pasado Greenpeace lanzó una campaña para convencer a la industria de los juguetes que deje de empaquetar sus productos a costa de la destrucción de los bosques de Indonesia.  Indonesia tiene una de las mayores tasas de destrucción de los bosques en el mundo. El gobierno de  Indonesia estima que más de un millón de hectáreas de bosques están siendo talados cada año.
LEGO se convirtió hoy en la primer mega-empresa de juguetes en anunciar sus planes para eliminar la deforestación de su cadena de suministro; con su compromiso, LEGO demuestra que es posible asegurar que sus productos sean amigables con el medioambiente.  LEGO también confirmó que la compañía no va a seguir comprando a los proveedores involucrados en la deforestación. Esta medida corta las relaciones de LEGO con la famosa Asia Pulp & Paper – APP (empresa que ha sido expuesta públicamente en múltiples ocasiones por destrozar selvas tropicales de Indonesia para fabricar productos de papel, como paquetes y envoltorios).
Greenpeace ha podido demostrar mediante pruebas forenses que los envases de juguetes de compañías como Mattel, Hasbro y Disney, fabricantes de los aclamados Barbie y Transformers, utilizan materiales que provienen de las selvas tropicales de Indonesia. La investigación de la organización confirmó que estas tres empresas utilizan regularmente envases generados por la APP.
A principios de junio, Greenpeace lanzó una campaña, enviando activistas de la organización, vestidos con trajes de etiqueta y caracterizados como Barbie y su novio Ken, a las oficinas centrales de Mattel  en Los Ángeles (Estados Unidos) sosteniendo carteles con la leyenda: “Barbie: Cortamos. No salgo con chicas que deforestan.” 
En contraposición a estas empresas, el día de hoy, la empresa LEGO difundió un comunicado expresando su compromiso con el planeta y el medioambiente, a través de un plan de tres pasos para reducir el impacto de sus embalajes en los bosques:
  1. Reducir el total de paquetes
  2. Maximizar el uso de material reciclado
  3. Asegurar también que toda la fibra, incluyendo cualquier fibra virgen utilizada, provenga de fuentes con el certificado FSC (Forest Stewardship Council).
Sin embargo, otras grandes empresas fabricantes de juguetes como Mattel, Hasbro y Disney han fracasado hasta ahora en expresar su compromiso y establecer medidas claras para evitar que sus productos provengan de la destrucción de los bosques. Debieron enfrentarse a críticas por su débil respuesta frente a  las revelaciones de su vinculación a la deforestación de bosques, lugares que son hábitat de especies como el tigre de Sumatra, en peligro de extinción. Es tiempo para que estas empresas empiecen a actuar y hagan frente a este problema de una vez por todas
LEGO ha actuado bien. Una de las compañías más grandes del mundo del juguete demostró que sí es posible asegurar que el embalaje sea amigable con la selva y el medioambiente”, declaró Dan Belusa de Greenpeace.
 
Desde entonces, más de 250,000 personas en el mundo se contactaron con Mattel, pidiendo que modifiquen sus envases para que no dañen la selva ni el medioambiente.
Enhorabuena a LEGO, por demostrar que si se puede lograr el cambio y contribuir a mejorar el planeta que heredarán sus principales clientes de esta generación.  Y ojalá sirvan de ejemplo para que a muy corto plazo, otras empresas fabricantes de juguetes le sigan los pasos y demuestren a sus pequeños clientes que ellos también aman al planeta y desean contribuir a su curación.
Fuente: Armonía ecológica