>
La Norma ISO 14001 (también conocida como la Iso verde)

ISO 14001 es una norma aceptada internacionalmente que establece cómo implantar un sistema de gestión medioambiental (SGM) eficaz. La norma se ha concebido para gestionar el delicado equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción del impacto medioambiental. Con el compromiso de toda la organización, permite lograr ambos objetivos.
Lo que contiene ISO 14001:

  • Requisitos generales
  • Política medioambiental
  • Planificación de implantación y funcionamiento
  • Comprobación y medidas correctivas
  • Revisión de gestión

Ello significa que puede identificar aspectos del negocio que tienen un impacto en el medio ambiente y comprender las leyes medioambientales que son significativas para esa situación. El paso siguiente consiste en generar objetivos de mejora y un programa de gestión para alcanzarlos, con revisiones periódicas para la mejora continua.  De este modo, podemos evaluar el sistema regularmente y, si cumple la normativa, registrar la compañía o la sede para la norma ISO 14001

Con respecto a los Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) En Venezuela se otorga la certificación Covenin-ISO 14001 desde el año 1996.  Este  modelo especifica los requerimientos de un Sistema de Gestión Ambiental que pueden ser objetivamente auditados para el propósito de certificación y registro.  

Según los criterios de Fondonorma, la norma en sí no establece requerimientos específicos o absolutos para el desempeño ambiental de la empresa; pero sí revisa la política ambiental de la compañía y su compromiso para cumplir con las regulaciones, la legislación aplicable y el mejoramiento continuo de la Gestión Ambiental y de sus resultados.


En Venezuela según un estudio realizado por Alida Villegas, Luis Galván y Rosa Reyes, titulado “Gestión ambiental bajo ISO 14001 en Venezuela”,  publicado en la revista Universidad, Ciencia y Tecnología; indica que las grandes industrias son las que generan más del 80% de la contaminación industrial en el país, claro que, esto no deja de lado el potencial contaminador de las pequeñas y medianas industrias, generalmente son menos detectados y menos controlados, igualmente, hace mención que estas empresas presentan problemáticas en la introducción de nuevas tecnologías dirigidas a la gestión ambiental alegando las siguientes razones: Escasos recursos financieros y tecnológicos, competencia desleal, demanda de conocimiento especializado y el desarrollo limitado del segmento de consultoría ambiental dispuesto a tender este tipo de industria, no obstante, a nivel local, las instituciones municipales, estadales y nacionales asumen un papel cada vez más importantes en la tarea de hacer cumplir las normas, en los programas de saneamiento, y en el desarrollo de la educación ambiental en todos los niveles de formación académica, además de ello la ISO 14001 es una norma aceptada internacionalmente que establece cómo implantar un sistema de gestión ambiental (SGA) eficaz.


 La norma se ha concebido para gestionar el delicado equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción del impacto ambiental, en otras palabras, en Venezuela están dadas las condiciones a nivel constitucional, legislativo, educativo y de normativa nacional e internacional para que las empresas bien sea grandes, medianas o pequeñas tengan sus propios SGA.


Usando como referencia el estudio antes nombrado, el mismo arroja debilidades preocupantes en las consultas consideradas para mejorar el desempeño ambiental del sector industrial nacional, entre estas deficiencias tenemos: Gestión ambiental poco difundida y centrada a las grandes empresas, desinformación respecto a los beneficios potenciales de un SGA, además del esfuerzo que realizan las industrias para obtener una certificación Covenin-ISO 14001 y no a la mejora continua del cuidado ambiental, sin embargo, la investigación también manifiesta como una fortaleza importante el número creciente de empresas que implantan y/o certifican su SGA, aunado a ello la diversidad de empresas transnacionales que trasladan sus prácticas ambientales al país.

Una conclusión sencilla y corta, en Venezuela falta ética, en muchos niveles y en la parte ambiental, no se escapa de esta realidad………..Así que es un llamado de conciencia a todas las empresas Venezolanas el cuidado y respeto del medio ambiente es responsabilidad de todos.

Fuente: Internet, hay una parte que extraje de la pág. aporrea