>
En el período Pérmico, gran parte del planeta era un desierto, pero no todos los lugares del desierto eran secos y sin vida. Algunas zonas tenían pequeños lagos o arroyos, donde las plantas podían crecer. Estas zonas eran habitadas por grandes reptiles herbívoros.


El Estemmenosuchus tenía el tamaño aproximado al de un hipopótamo.

Estemmenosuchus (gr. “cocodrilo coronado”) es un género extinto de terápsidos dinocéfalos, grandes, primitivos y omnívoros, que vivieron durante el Pérmico Medio. Fue el animal más grande de su época, y se caracteriza por sus característica cornamenta, probablemente usada como exhibición ante sus congéneres. Se conocen dos especies de Estemmenosuchus, ambas en Perm, región de Rusia.

Estemmenosuchus fue grande, de aspecto torpe y tamaño de un toro adulto, con una postura extendida, cráneo alto y masivo; poseía varios conjuntos de grandes cuernos, parecidos a la cornamenta del alce, creciendo hacia arriba y hacia el exterior de los lados y parte superior de la cabeza.

El cráneo es superficialmente similar al de Styracocephalus, pero los cuernos se forman a partir de huesos diferentes; los cuernos en Estemmenosuchus se encuentran en los frontales y están dirigidos hacia arriba, mientras que en el caso de Styracocephalus los cuernos se extienden hasta la parte trasera.

Se conocen dos especies distintas de Estemmenosuchus que difieren en tamaño, forma del cráneo y en la forma de los cuernos.

Fuente: Wikipedia