Los conceptos claves de las viviendas del futuro se basarán en la flexibilidad, la seguridad y la tecnología.

Éstas incorporaran soluciones tecnológicas que facilitaran la vida.

La rigidez en la distribución de la vivienda dará paso a una modularidad flexible.

Unas viviendas de alta calidad diseñadas con unos altos estándares de eficiencia energética.

Una arquitectura sostenible y responsable con el medio ambiente.

MATERIALES INTELIGENTES
En el futuro las viviendas estarán construidas con materiales inteligentes.

Desde materiales fotoactivos que cambian bajo la acción de la luz, a materiales cromoactivos que cambian de color cuando cambian

de temperatura.

Además, la nanotecnología tendrá un papel principal, provocará una revolución en la arquitectura.

Nuevos materiales más resistentes, ligeros, económicos y ecológicos.

AUTOSUFICIENTES Las viviendas del futuro pasarán de ser consumidoras de energía a productoras. Generarán toda o incluso más energía de la que necesiten.

Las innovaciones energéticas del futuro permitirán habitar en casas autosuficientes energéticamente. Innovaciones como suelos piezoeléctricos que generarán energía al ser pisados.

Viviendas sanas y ecológicas, tecnológicamente respetuosas con el medio ambiente y con nuestra salud.

Fuente: Pulso de San Luís.

Todos estos conceptos, que se nombran en el artículo, que traje para compartir, poco a poco se convertiran en una necesidad imperiosas, en cada vivienda del futuro, así que es hora de abrir las mentes, en cuanto a arquitectura y construcción sostenibles y de la mano con el medio ambiente.