Hubo un momento en la historia del Jardín de la República en el que era más fácil encontrar orquídeas que margaritas. No duraron mucho en estado silvestre: el hombre se encargó de dejarlas en riesgo de extinción a medida que avanzaba sobre las áreas selváticas. Sin embargo, todavía quedan más de 35.000 especies diferentes en el mundo, la mayoría lograda en laboratorio. Las especies híbridas son cada vez más bellas y coloridas. Se dice que ya se inventó la orquídea negra, que hace suspirar a los orquidiófilos.

¿Cuántos saben que la vainilla es una orquídea? Sí, lo es, y su fruto (la vaina) es un aromatizante por excelencia para postres y perfumes. Tucumán también tiene sus especies nativas. Una de ellas es la Cyrtopodium punctatum, que además de su valor ornamental (se presenta en varas de flores amarillas con manchas rojas) tiene propiedades medicinales. “Es antiséptica y antitumoral”, explica Jorge Namur, que las cultiva en el laboratorio de Tejido Vegetal de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT. Allí trabaja con multiplicación “in vitro” de especies exóticas y nativas en programas financiados por la Secretaría de Ciencia y Técnica.

“Para nuestro clima las especies más recomendables son los híbridos de Oncidium, Cimbidium y Paphiopedilums. Es recomendable dividir poco a las plantas adultas, ya que son de metabolismo lento, lo que las vuelve muy longevas. La división se hace después de la floración o cuando echa nuevas raíces. El riego debe ser superficial para estimular el crecimiento de las raíces, pero no en exceso porque se pudren. En cuanto al sol, es mejor la media sombra, ya que en su ambiente natural los árboles regulan el sombreado”, explica este apasionado orquidiófilo.


Así como sorprendentemente se suben a los árboles para tener más luz en medio de la selva, las orquídeas también se adaptan a la vida en un balcón. Cultivarlas es un modo de salvarlas de la extinción.

Hoy.- En el Centro Cultural Virla se desarrolla la 9º ExpOrquídeas, organizada por Orquidiófilos del Tucumán. Está abierta de 10 a 13 y de 15 a 22. A las 17, Alejandro Taborda hablará sobre “Laelia purpurata: ¿cuáles son los secretos para tener éxito con “la Reina de las Orquídeas”? Luego, Ana Luisa Fisher disertará sobre “Laelias mejicanas”, y a las 20, Mario Názaro, de San Salvador de Jujuy, disertará sobre “Reproducción simbiótica de orquídeas a partir de semillas, método hogareño”.

Mañana.- A las 17, Nicolás Domínguez se referirá a las orquídeas nativas de Tucumán, y a las 19, Ricardo Porta, disertará sobre “Orquídeas para principiantes”. Concluidas las disertaciones, luego de las 21.45 se realizará la entrega de premios a los mejores ejemplares.
Paso a paso

PREPARACIóN DEL SUELO
Asegurar un buen drenaje con telgopor en trozos o piedras ubicadas en el fondo de la maceta. Luego, colocar pinocha al 90% y corteza al 10%.
Colocar la planta
Dividir una planta adulta en tres plantas. Deben quedar tres seudobulbos por planta. Enterrar la raíz. Los bulbos quedan fuera del compost.
Apisonar bien
Colocar la planta dentro del compost dejando afuera los seudobulbos. Apisonar bien el sustrato con los dedos y regar en forma superficial.

Floración

Para lograr una buena floración se recomienda media sombra en un lugar ventilado y riego tres veces a la semana.

Fuente: La Gaceta Tucumán.