Una tierna historia de amor entre dos cisnes

En la ciudad rusa de Samara (Región del Volga), en el zoológico del lugar, habitan dos cisnes que el destino permitió que se reencuentren en lo que viene a convertirse una historia de fidelidad y amor.
El destino y la acción del hombre colaboraron a que las dos aves se reunan cuando todo parecía adverso. Él, muy herido y agotado; ella totalmente sana, pero sin ninguna gana de seguir viviendo. 
El ave hembra fue encontrada en un río congelado de la zona y los conocedores del tema no hallan respuesta del por qué no migró a zonas más cálidas junto a su bandada.

Según relata Irina Artiómenko, jefa de la sección de alimentación animal del zoológico “Perros vagabundos habrían podido matarla, o los cazadores e inclusive gente común. No contaba con comida, prácticamente estaba al borde de la muerte. Tan sólo esperaba encontrar un macho y por fin lo tiene”, dice Irina. 
Por otro lado, días atrás, el cisne macho fue salvado por un cazador local, quién lo diría, que lo encontró desfalleciente en una granja campesina.
Según indicó Alexandr Kuzovenko, vicedirector del Zoológico de Samara “El cisne colisionó con algún objeto mientras volaba, probablemente cables de energía eléctrica. Decidimos dejarlo en el zoológico porque era imposible ponerlo en libertad”, cuenta.

Como dicen, hay veces que se debe sufrir para que el sabor de la felicidad sea más dulce y placentera. Si bien el macho aún no se halla totalmente recuperado, su “prometida” no se separa y cuida de él en todo momento.

Anna Kartavenko, una visitante del zoológico manifiesta que “Resulta asombroso y que en vísperas del Año Nuevo, esta historia de amor suceda. Estoy feliz que mi hija haya sido una de las primeras personas en escuchar esta tierna historia de amor”, dijo. /Agencias y RT.  Fuente: Natura medio ambiental