El oso de anteojos, también conocido como UKUKO o UCUMANI es la única especie de oso que habita los andes incas del cual se conocen algunas leyendas, una de las cuales dice que era el vinculo entre la tierra y los seres supremos, ya que los dioses habitaban en la cima de las montañas y los osos merodeaban los bosques alto andinos. Para los incas estos animales salían de la oscuridad del bosque a la luz del terreno abierto para deambular entre el bien y el mal y el camino para hablar con los dioses.
Su cuerpo de color negro uniforme, excepto por grandes círculos o semicírculos blancos alrededor de los ojos, lleva también líneas y semicírculos blancos que se extienden desde el cuello hasta el pecho hacen que tenga una belleza original y muy especial. El largo del cuerpo y cabeza es de 120 a180 cm. Los machos pesan 140kg. , mientras que las hembras mas pequeñas pesan alrededor de 80 a 90 Kg. La cola mide 07cm.
Esta especie tiene hábitos nocturnos y una vida solitaria y es de las mas raras del país y esta catalogada en peligro de extinción y protegido en todos los parques nacionales y santuarios nacionales. Su caza esta prohibida.
De costumbres solitarias y huidizas, los osos habitan los bosques de montaña al este de los Andes desde Venezuela hasta Bolivia, llegando sin problemas a alturas superiores a los 3.000 msnm. Debido a que se encuentra en territorio protegido, es común encontrar osos de anteojos en Machu Picchu, uno de los pocos territorios del país en donde todavía puede vagar libremente sin temor a ser cazado.

Estos son osos vegetarianos. Su dieta se compone principalmente de bromelias y tillandsias, plantas epifitas emparentadas con las piñas de las que extrae la suave y nutritiva pulpa central. Para conseguirlas, los osos suben a las ramas altas de los árboles (a veces hasta 25 m de altura) y, ayudados por sus poderosas garras, las arrancan y dejan caer al suelo. Una vez allí, desprenden una a una las hojas exteriores hasta llegar al cogollo central. Complementan su nutrición con diversas raíces, flores, frutas, brotes tiernos y, eventualmente, pequeños vertebrados. Es notoria su fortaleza en comparación con su tamaño, llegando a quebrar troncos de hasta 7 cm de diámetro sin aparente esfuerzo.

Fuente: Internet.