De seguro a muchos de los lectores les gusta comer el maní, conseguí en el Blog el huerto de López, paso a paso, desde su siembra hasta su cosecha, así que lo voy a compartir con todos.


LOS CACAHUETES, OTRO NUEVO HUESPED DE MI HUERTO

     Como ya he dicho en anteriores comentarios, este año he cultivado varias plantas por primera vez en mi huerto, todo ello a raíz del intercambio de diferentes semillas con los foreros de Infojardín. Pues  bien, una de estas semillas, que es totalmente desconocida por mi hasta el momento, son Los Cacahuetes, cuyo nombre científico es Arachis hypogaea,  es originaria de Sudamérica, en donde también le llaman Maní. Planta anual herbácea, de la familia de las leguminosas. Es una planta fibrosa y erecta, llega a medir de 30 a 50 cm de altura. Los frutos crecen bajo el suelo, dentro de una vaina leñosa redondeada que contiene de una a cinco semillas, al carecer el fruto de pulpa, se  considera un fruto seco. 
     Tras recabar la información necesaria en Internet paran poder tener un  conocimiento de este planta y sus necesidades para poderla cultivar, procedí a su siembra en los primeros días del mes de marzo. Para ello, realicé un abonado del terreno con estiércol de caballo y como es una planta exigente en calcio, le hice una aportación de cascara de huevos molida en cada golpe de siembra, en el cual, deposité un cacahuete con su cascara. 
     Sobre los 20 días, comenzaron a emerger los primeras hojas, que fueron desarrollándose rápidamente  formándose el mataje de la planta.
     Las matas fueron desarrollándose con gran vigorosidad, ya que le dí un par de tratamientos con purín de ortigas, hasta que comenzaron la salir las primeras flores.
    A finales de abril, empezaron a salir las primeras, desde entonces, no han parado de echar flores, incluso en el momento de su arranque, las matas tenían algunas flores. Están son de color amarillas y tras haber sido fecundadas se entierran ellas mismas y se transforman en cacahuetes. Hay que elevar la tierra alrededor de las plantas para que los extremos de los tallos se entierren con más facilidad, ya que solo maduran bajo tierra. 
     Cada mata producen un cierto numero cacahuetes, los cuales, tras arrancar dichas matas, vienen unidos a ella, por lo que han permanecido unos días colgados en un lugar sombrío y aireado, hasta que se han secado totalmente. Tras ellos, los he lavado para quitarle resto de tierra y a continuación, los he puesto al sol para su total secado.
     La variedad de cacahuete que he sembrado, por regla general, tienen un par de semillas. Estas se pueden consumir de infinidad de forma, según región o país. Yo las he sembrado para consumirlas tostadas como aperitivo. Contienen muchas calorías, hidratos de carbono y fibra y tienen mucho poder energético.
     Con esto, doy por terminado este comentario sobre otra de las nuevas planta que este año he cultivado por primera vez en mi huerto.
     Un cordial saludo. Antonio

Fuente: El huerto de López.

Un comentario más, me gustan las plantas de jardín y su siembra, me gusta la siembra de arboles, puesto que ya lo hice y siempre paso por el lugar y veo que van creciendo, pero les digo algo, me quito el sombrero delante de todas las personas que tienen la responsabilidad de ser agricultores, el hecho de tener cultivos y lograr que se den las cosechas, no es nada fácil.
Y saben que es lo más importante, que el conocimiento de la siembra debe pasar de generación a generación, el cuidado y manejo de semilla, debido a que del alimento depende nuestra vida.
Y si soy una alumna a distancia de este blog. Estoy aprendiendo. Muchas felicitaciones al Sr. Antonio.