Última chance de ver: el Río Xingú del Amazonas
Jeremy Hance, es.mongabay.com
Traducido por Virginia Zúñiga
September 26, 2011

‘Last Chance to See’ la serie de noticias de mongabay.com tratará de destacar los lugares salvajes a punto de desaparecer o ser cambiados irrevocablemente.”

 Pesca en la mañana temprano en el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.
Pesca en la mañana temprano en el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.

No lejos de donde el gran Río Amazonas desemboca en el Atlántico, se divide en un tributario ancho, al principio un lago vertical grande, cuando se lo mira desde un satélite, y eventualmente se adelgaza en un garabato salvaje a través del verde oscuro del Amazonas. En total, este tributario corre casi completamente en dirección sur a través de la amazonia brasilera por 1230 millas (1979 kilómetros)-casi tan largo como el Río Colorado- hasta que se agota en la sabana de Mato Grosso. Es llamado hogar por diversas tribus indígenas y especies únicas, este es el Río Xingú.

“El Río Xingú es el símbolo de la diversidad cultural de Brasil y su patrimonio biológico. El río y sus selvas son el medio de vida de más de 25.000 indígenas de 18 grupos étnicos, poblaciones que viven al borde del agua e innumerables especies de plantas y animales,” le dijo a mongabay.com Christian Poirier, el Coordinador del Programa Brasilero de Amazon Watch.

 Una sección del río de Xingu según lo visto por Google Earth. Una sección del río de Xingu según lo visto por Google Earth.

El Xingú es famoso por la claridad de sus aguas. Apodado ‘el río de aguas claras’, el Río Xingú es una verdadera rareza en las tierras bajas del Amazonas donde varios ríos son del color del café dados los sedimentos. Es un río popular entre los pescadores aventureros, un escritor viajero describe el Xingú como “playas doradas, colinas verdes que encuentran aguas turquesas.”

Sin embargo, el Río Xingú pronto se perderá. No, el río no se rellenará o desaparecerá enteramente; pero su carácter verdadero (el ecosistema y las personas a las que provee) será cambiado para siempre dada la construcción de una represa monstruosa, la Belo Monte, recientemente aprobada por el gobierno brasilero. Una vez que la represa sea construida será la tercera más grande del mundo.

“Los ecosistemas del bajo Río Xingú serán devastados por la represa Belo Monte,” sostiene Poirier. “De manera de alimentar al lago de la represa, el Río Xingú será desviado en hasta un 80 por ciento de su curso original, lo que causará una sequía permanente a lo largo de 100 kilómetros llamado recodo ‘Vuelta Grande’ y afectará directamente los territorios de Paquicamba y Arara, de los pueblos indígenas Juruna y Arara.”

Dice Poirier que Belo Monte requerirá que se mueva más tierra que durante la construcción del Canal de Panamá. Además, la represa inundará cerca de 66.800 hectáreas-más de la mitad será de selva tropical- y forzará la relocalización de entre 16.000 y 40.000 personas. También serán impactadas las especies únicas del Río Xingú y las zonas de pesca importantes.

Los expertos temen por un número de especies que solamente viven en el Río Xingú o en las planicies de inundación (ver las fotos debajo) las que incluyen el el lucio enano y delgado de la familia cíclido (Teleocichla centisquama), una especie rara de piraña herbívora (Ossubtus xinguense), la rana veneno de dardo del Xingú (Allobates crombiei), y dos peces pleco, también conocidos como rémoras, las que prosperan en las aguas claras del Xingú: el bien nombrado el pleco zebra (Hypancistrus zebra) y el pleco sunshine (Scobinancistrus aureatus).

“El impedir la inundación estacional del Xingú llevará a la extinción de al menos diez especies de peces que son endémicas del recodo Vuelta Grande, y tendrá un gran impacto en un sinnúmero de otras especies,” dice Poirier. “Otras especies migratorias como la raya de río de puntas blancas y numerosas especies de tortugas también perderán el acceso a los lugares de reproducción.”

 El jefe Raoni de los Kayapoi ha pasado 30 años luchando por el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.
El jefe Raoni de los Kayapoi ha pasado 30 años luchando por el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.

Las especies de peces migratorios son de especial interés para las tribus indígenas y otros que viven a lo largo del Xingú, los que dependen de ellos para sobrevivir. Las investigaciones han encontrado que más del 70 por ciento de la proteína consumida por los lugareños proviene de los peces del río. Pero si las mega represas del pasado revelan alguna lección, sería que las poblaciones de peces migratorios, como los salmones, son una de las primeras en ser diezmadas.

La represa también cambiará la vida a lo largo del río de varias maneras. El enorme proyecto de construcción traerá una inundación de inmigrantes –hasta 100.000- a las ciudades a lo largo del río las cuales carecen de la infraestructura y alojamiento necesarios.

“Sin embargo, un pequeño porcentaje de estos inmigrantes encontrará trabajo en Belo Monte, lo cual quiere decir que la masa laboral será llevada a realizar tala ilegal y a la cría de ganado, las dos causas más importantes de deforestación en el Amazonas,” dice Poirier. “Como vemos en el Río Madeira en Brasil, donde el gobierno está construyendo dos mega represas, la deforestación ha alcanzado el 1000 por ciento en la región dado en gran parte al arribo de un enorme número de inmigrantes y la presión resultante que estas personas ejercen sobre los bosques circundantes.”

 Pesca tradicional en el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.
Pesca tradicional en el Río Xingú. Foto cortesía de Amazon Watch.

La deforestación resultante del flujo de personas en busca de oportunidad probablemente pondrá en peligro los espacios terrestres del Xingú. Al igual que gran parte del Amazonas, los bosques que rodean al Río Xingú son el hábitat de abundantes e icónicas especies salvajes como los jaguares, tapires, pecaríes y papagayos. En total, más de cien mamíferos y 500 especies de aves han sido registrados en el área. Dos especies de monos en peligro de extinción son endémicas de la región del Xingú: el mono araña de cara blanca (Ateles marginatus) y el sakí barbudo Uta Hick (Chiropotes utahicki) ambos ya clasificados como en Peligro de Extinción por la Lista Roja de UICN.

La represa Belo Monte puede ciertamente ser interpretada como el proyecto de represa más controversial del mundo. Los grupos indígenas han estado peleando los planes de la represa desde 1975. En los 90 ellos parecieran haber ganado, sólo para ver que la represa ha sido resucitada por el gobierno brasilero en la pasada década. La oposición a la represa se mantiene fuerte, por pueblos indígenas e internacionalmente: una reciente petición en oposición a Belo Monte fue firmada por más de medio millón de personas alrededor del mundo.

A pesar de la aprobación gubernamental, los líderes indígenas se han comprometido a continuar la lucha por el Río Xingú –el gran tributario del Amazonas- y su hogar.

 El Río Xingu en la puesta de sol. Foto cortesía de Amazon Watch.
El Río Xingu en la puesta de sol. Foto cortesía de Amazon Watch.

Algunas especies del Xingú

 El pleco zebra (Hypancistrus zebra). Foto cortesía de International Rivers.
El pleco zebra (Hypancistrus zebra). Foto cortesía de International Rivers.

 La raya de río puntas blancas (Potamotrygon leopoldi). Foto cortesía de International Rivers.
La raya de río puntas blancas (Potamotrygon leopoldi). Foto cortesía de International Rivers.

 El mono araña de cara blanca (Ateles marginatus). Foto cortesía de International Rivers.
El mono araña de cara blanca (Ateles marginatus). Foto cortesía de International Rivers.


Una especie única de piraña que se alimenta de plantas (Ossubtus xinguense). Foto cortesía de International Rivers.

 El sakí barbudo de Uta Hick (Chiropotes utahicki). Foto cortesía de International Rivers.
El sakí barbudo de Uta Hick (Chiropotes utahicki). Foto cortesía de International Rivers.

Fuente: Mongabay.com