Hace un par de años, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) dio a conocer que 16 mil especies de animales se encontraban en peligro de extinción, mientras que más de mil 100 ya habían desaparecido de la faz de la tierra, en parte por un proceso natural y sobre todo, por la falta de conciencia de los seres humanos, indica elmundo.es.
Una de las especies más amenazadas era el Rinoceronte de Java, el cual es considerado como el mamífero más grande y raro del mundo; y del que sólo se contabilizaban no más de 60 ejemplares en parques naturales de la región de Java, una isla de Indonesia, y también en Vietnam.

Extincin-de-animales.blogspot.com, señala que en tiempos pasados, este mamífero vivía prácticamente en todo el archipiélago indonés, en la India, China y casi en todo el suroeste asiático; sin embargo, las cosas cambiaron en los últimos años y debido a la deforestación excesiva de la zona, las guerras que destrozaron su hábitat natural y sobre todo, la caza indiscriminada, son las principales causas de su desaparición.

Desafortunadamente, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF sus siglas en inglés) y la Fundación Internacional por los Rinocerontes, anunciaron el deceso del último ejemplar de esta especie.

El animal fue encontrado con diversos disparos de arma de fuego que laceraron sus patas, además de que los cazadores le habían cortado el cuerno, elemento que es utilizado en la medicina tradicional china y cuyo costo en el mercado negro, es aproximadamente de unos 30 mil dólares por pieza (casi 400 mil pesos).

Con este hecho, dos de las tres subespecies de este mamífero han desaparecido, por lo que Indonesia es el único territorio en donde podrán encontrarse escasos ejemplares de dicha fauna.

El sitio de la BBC señala que el hecho pudo evitarse si se contara con mayores recursos económicos, que se destinarían a la protección y conservación de los parques naturales, ya que con mayor vigilancia, se podría arrestar a las personas que asechan estos sitios y en colaboración con el gobierno local, castigar a todos aquellos que se dediquen a la caza excesiva y al comercio ilegal.

Ahora, WWF y otras instituciones protectoras de flora y fauna vietnamitas, trabajarán para evitar que otras especies, como el elefante asiático, el tigre, el cocodrilo siamés y el mono de Dollman, corran con la misma suerte que el rinoceronte de Java, apunta abc.es.

  
 

Susie Ellis, presidenta de la Fundación Internacional del Rinoceronte, señaló que pondrán todo su empeño para proteger a los pocos animales que queden en el Parque Nacional de Ujung Kulon, en Indonesia, con la intención de evitar una catástrofe. Aunque no se descarta la posibilidad de que toda la manada, que ahí habita, sea trasladada a un lugar mucho más seguro, pues un video registró la posible reproducción de estos animales.

Fuente: de10.mx leer más