45 indígenas de varias comunidades autóctonas de Venezuela llegaron este miércoles de la nación cubana, tras culminar su preparación en el área agroecológica ambiental, como parte del convenio de cooperación Cuba-Venezuela.

Este jueves regresarán a la nación 42 indígenas más de esta cuarta avanzada de jóvenes venezolanos que retornan como guerreros indígenas socialistas agroecológicos, después de un mes de formación en el Centro de Capacitación de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) Niceto Pérez.

La ministra para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado, precisó que se trata de un contingente de 87 personas, 19 mujeres y 68 hombres, pertenecientes a 24 pueblos indígenas de 14 estados venezolanos.

“Ellos se han denominado guías agroecológicos del Ministerio para los Pueblos Indígenas y son los activadores de nuestros proyectos y de la Misión Agrovenezuela, en coordinación con el Ministerio para la Agricultura y Tierras”, precisó.

La capacitación consistió en formación política e ideológica sobre agricultura sostenible, basada en el cuidado del medio ambiente, y talleres para la organización social de productores agrícolas en los pueblos originarios.

Maldonado señaló que 17 profesores cubanos que forman parte del proyecto estarán en las comunidades para seguir promoviendo y asesorando al grupo.

Apuntó que ya han formado unos 300 líderes comunitarios indígenas con este programa, quienes fueron postulados por los consejos comunales de sus localidades.

Esfuerzo, unión y sacrificio
María Esperanza Jacanamijoy, de la comunidad indígena inga, estado Aragua, forma parte de la avanzada y reveló a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) que con esta expeRiencia “aprendimos a valorar más la gran magnitud de recursos con las que contamos en nuestro país y a afianzar nuestro sentido de pertenencia”.

“Nuestros hermanos cubanos, a pesar de tantos años de bloqueo económico, han logrado satisfacer las necesidades de su pueblo al trabajar la tierra con mucho esfuerzo, unión y sacrificio”, manifestó.

Emilio Rodríguez, de la comunidad wayúu en el Zulia, contó: “Fuimos distribuidos por grupos en distintas provincias, donde pudimos apreciar cómo se vive de la producción agrícola y se cultiva para un pueblo”.

Roonal Morales, de la comunidad añú en Zulia, resaltó: “Lo que más me impactó fue ver personas con avanzada edad aún trabajando la tierra por amor a su país. Debemos ponerle más amor a nuestra madre tierra”. 
Fuente: Radio Nacional de Venezuela