cultivo de lechuga
Esta hortaliza, perteneciente a la familia de las compuestas (escarola, alcachofa, cardo), resulta ideal para quien empieza su andadura en esto de los huertos urbanos:

  • No requiere muchos cuidados y casi no se ve afectada por plagas. 
  • Su ciclo es corto, en poco tiempo ya se puede cosechar, por lo que puede combinarse con otras hortalizas de ciclo más largo para aprovechar mejor el espacio. 
  • Combinando las distintas variedades se puede tener cosecha durante todo el año. 
  • Es un cultivo que se adapta muy bien a los recipientes.

Sobre sus Requerimientos

Riego: medianamente exigente, sobre todo al formar el cogollo.
Nutrientes: como todas las hortalizas de hoja, es consumidora de nutrientes.
Sustrato: son necesarios 3 l de volumen.





Es común realizar un semillero, aunque también se puede hacer por siembra directa y posteriormente realizar aclareos, para finalmente dejar una distancia entre plantas de 20-30 cm.

En el caso de que se tengan que trasplantar del semillero al recipiente definitivo, el momento adecuado es cuando la planta cuenta con 4-5 hojas verdaderas. Se cosecharían entre las 5-10 semanas posteriores en la variedad de lechuga de cogollo, que es cuando el cogollo está prieto, o puede darse una cosecha continua, cortando las hojas necesarias, en la variedad de corte. Sobre todo en la época de más calor puede que la lechuga se espigue o se suba, esto significa que está floreciendo y las hojas se vuelven más duras y de un sabor amargo.

Para tener una cosecha durante todo el año se realiza una plantación escalonada. Las plántulas que se han quitado durante el aclareo se conservan en tiestos más pequeños hasta que llegue el momento de plantar otro turno de lechugas. También, los cepellones desnudos pueden mantenerse durante unos días en una palangana con agua hasta que se trasplanten.




Ajo, cebolla, col, pepino, puerro, rábano, tomate y zanahoria.
También son compatibles: berenjena, calabacín, calabaza, espinaca, guisante, haba, judía, melón, nabo, pimiento, remolacha y sandía.


  • Babosas y caracoles. En cultivo en tierra. Remedio: recogida manual o instalación de trampas de cerveza (recipiente de boca ancha enterrado a ras de suelo, que se rellena hasta la mitad de cerveza que los atraerá).
  • Hongos. Aparecen por un exceso de humedad. Remedio: eliminar las zonas afectadas y favorecer la aireación.
  • Pulgones. Aparecen cuando existe un exceso de Nitrógeno. Remedio: purín de ortiga como prevención o insecticidas vegetales como lucha directa.
  • Pájaros. Remedio: cubrir con una malla.

Variedades

De entre las más de 200 variedades de lechugas las más conocidas son:
  • Romana. Es la más común, y como no forma un cogollo muy consistente ha de atarse cuando falten 15 días para su cosecha. Se cultiva en verano.
  • Hoja de roble. Es una variedad de corte y suele cultivarse en otoño-invierno.
  • Maravilla. Variedad que mejor se adapta a las altas temperaturas, y es de corte.
  • Cogollos de Tudela. Forman pequeños cogollos y soportan las bajas temperaturas.

En vista de que leí la entrevista de  mi Amigo el Señor Antonio del blog El huerto del Lopez, un blog que sigo, ya que estoy aprendiendo sobre huertos, seguí un enlace en su blog el cual es Planetahuerto.es

  http://www.planetahuerto.es del cual obtuve para mi sorpresa la información, sobre la lechuga, la cual es fácil de cultivar. Es decir un cultivo para novatos como mi persona.