El árbol del mar

Este proyecto ha sido ideado por el estudio de arquitectura holandés Waterstudio. 



Consiste en una estructura flotante dividida en varios pisos y que funciona como hábitat artificial para la flora y la fauna. 



Se estructura en dos niveles fundamentales, uno por encima del agua y otro por debajo. 


Para su construcción proponen utilizar técnicas similares a las que se emplean en las torres petrolíferas. 
Los diseñadores han planteado esta solución para preservar los ecosistemas ante la presión del hombre y el impacto del cambio climático; y creen viable su instalación en lagos, ríos y océanos. 


¿Llegaremos a tener que adoptar este tipo de estructuras artificiales para preservar nuestra biodiversidad?

–fuente: waterstudio.nl

Conseguí esta publicación en un grupo de Linked de tópico ambiental, y este artículo fué compartido por el Sr. Francisco Chabot