Sobre el tordo amarillo
La pérdida de los pastizales naturales del Cono Sur americano por la intensificación de la agricultura pone en jaque a la fauna nativa. El tordo amarillo, una de las 24 especies de aves pampeanas amenazadas de extinción, es el emblema de una campaña de diversas ONG ambientalistas, lideradas por la federación BirdLife International.
Se trata de un ave con pronóstico reservado porque sólo quedan unos 7.000 tordos amarillos en el mundo y apenas unos mil en la Argentina, en el sur de Entre Ríos, el nordeste de Corrientes y el sur de Misiones.

El tordo amarillo (o chopí sayjú para los guaraníes), pese a ser uno de los símbolos alados del Mercosur, se encuentra extinguido en la provincia de Buenos Aires (en el siglo 19 llegaba hasta la localidad de Pigüé) y se ha convertido en una rareza en el resto de las pampas. Un cambio acelerado en el uso de la tierra (actividades agroganaderas intensas, plantaciones con monocultivos, urbanizaciones no planificadas y el uso indebido de plaguicidas) está poniendo en jaque no sólo a esta ave, sino también a una gran cantidad de especies de la flora y la fauna nativas.
Por lo pronto, unas 24 especies de aves pampeanas argentinas figuran en alguna de las categorías de amenaza a nivel mundial, según estadísticas de la asociación Aves Argentinas. De allí la importancia de su avistamiento en la reserva provincial Banco de la Inés.
Miembros de la Comisión Asesora Local (CAL) de la Isla Banco de la Inés de Gualeguaychú, realizaron una recorrida náutica exploratoria por dicha reserva natural protegida durante la cual registraron la presencia de un Casal de Tordo Amarillo, una de las 24 especies de aves pampeanas amenazadas de extinción.
Fuente: Esta informaciòn la obtuve del artìculo del Diario Argentino Tìtulado: Descubren en la provincia una especie de ave en extinciòn en el mundo