Diversidad Biológica
Venezuela es ciertamente un país afortunado en cuanto a su diversidad biológica y geografía. Por estar situada en la confluencia de cuatro importantes bioregiones (la del Caribe, la Andina, la de Guayana y la del Amazonas), se ha desarrollado una amplia diversidad de biomas expresados en los distintos y hermosos paisajes del país. Esta condición geográfica y natural posiciona a Venezuela entre los primeros 10 países con mayor diversidad biológica del planeta, lo que le confiere la denominación de país “mega diverso”.
Recursos hídricos El territorio de la República Bolivariana de Venezuela está configurado por una vasta red hidrográfica tanto de aguas superficiales (lagos y ríos) como subterráneas. Los diez ríos más importantes del país son el Orinoco, Caroní, Caura, Apure, Meta, Ventuari, Portuguesa, Santo Domingo, Uribante y Chama. Los lagos de Maracaibo y Valencia, la represa de Gurí, Guárico y Camatagua, junto con las demás represas y embalses constituyen grandes reservorios de agua dulce del país. Estas características posicionan a Venezuela entre las primeras quince naciones con reservas de agua dulce del planeta. Esta abundancia hídrica le confiere, entre otras cosas, un elevado potencial hidroeléctrico al país, localizado principalmente al sur, donde sólo el río Caroní tiene el potencial de producir 26.000 megavatios, equivalentes al ahorro de 800.000 barriles diarios de petróleo.
Recursos forestales La vegetación arbórea del país (alturas superiores a los 5 metros) ocupa aproximadamente 54,2% de la superficie de la nación. La extracción de árboles está reglamentada por el Estado. Su aprovechamiento en terrenos públicos, privados o baldíos se realiza a través de permisos; mientras que en las Reservas Forestales y Lotes Boscosos, el aprovechamiento forestal se realiza mediante Planes de Ordenación y Manejo Forestal (POMF). La actividad maderera está en mano del sector privado. La producción nacional alcanza alrededor de 1.200.000 m3 de rolas de madera al año y 70% de la misma es cosechada utilizando procedimientos de manejo sustentable. Sólo un número reducido de especies forestales que tienen demanda en el mercado nacional.
Suelos y tierras La diversidad de climas, relieve, diversidad geológica, vegetación y drenaje hace que el país posea una gran variedad de suelos y, por ende, de diferentes potencialidades de uso. Según el sistema de clasificación taxonómica de suelos (Taxonomía de Suelo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América, en su séptima aproximación), Venezuela cuenta con 9 de los 12 tipos de suelos contemplados en este sistema de clasificación mundial. En líneas generales ha sido reportado que sólo 22,6% del territorio nacional es apto para la actividad agrícola bajo prácticas adecuadas de producción. Las tierras aptas para el aprovechamiento pecuario y forestal constituyen 57,8% del territorio nacional y se ubican al norte del río Orinoco.
venezuela-us.org/es/energia-ambiente-10/