Esta noticia fué publicada por el Universal, donde se deja ver el esfuerzo por tratar de preservar al Cardenalito.

Una cruzada para salvar al cardenalito

El IVIC y el zoológico de Bararida preparan programa para su conservación

imageRotate
Esta ave es muy solicitada por el comercio ilegal debido a su color CORTESÍA AVIARIO C BAUTISTA

CAROLINA CONTRERAS A. |  EL UNIVERSAL
 
Está en los billetes de cien bolívares. Se han compuesto canciones en su honor. Y está considerado el ave nacional. Pese a todo, la especia Carduelis cucullata, mejor conocida coloquialmente como el cardenalito”, se encuentra en peligro de extinción, según la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

De allí que el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y el Parque Zoológico y Botánico Bararida, ubicado en el estado Lara, hayan emprendido una gran cruzada para tratar de conservarlo.

Julio Gutiérrez, presidente del zoológico de Bararida, confirma que se firmó una alianza entre ambas instituciones, pero aclara que el programa se encuentra en la fase de anteproyecto.

“Esperamos implementar este programa antes de que finalice este primer semestre del año. Dos investigadores del IVIC están trabajando en esto y se tiene previsto que en las instalaciones del zoológico se establezca un aviario para llevar un control genético de estas aves”, indicó Guti´´errez, quien recuerda que precisamente hoy se celebra en todo el mundo el Día Internacional de las Aves.

Agrega Gutiérrez que la idea es que en el aviario, que se construiría especialmente para los cardenalitos, le sirva a a un grupo de científicos, entre los que se encuentra un especialista en captura, para estudiar a la especie genéticamente a través de sus plumas. Y a partir de ese estudio poder establecer el parentesco que existe entre cada individuo de la especie para luego reproducirlos.

“El proyecto tiene el visto bueno tanto del IVIC como de la Gobernación de Lara a través del zoológico Bararida, que está abierto a este tipo de programas. Los científicos ya estuvieron en las instalaciones del zoológico y estamos esperando la siguiente reunión para iniciar el plan y comenzar a trabajar en él”, comenta.

La experiencia de los veterinarios de Bararida con el cardenalito no es nueva. El parque cuenta ya con una pareja de pájaros que igualmente será sometida a estudios por parte del IVIC.

Nativo de Venezuela

Oriunda de Venezuela, el hábitat natural del Carduelis cucullatao se puede localizar en los estados centro-occidentales y norte-costeros del país.

Su alimentación se basa principalmente en semillas que los cardenalitos buscan tanto en los árboles como en la baja vegetación; aunque cuando están en cautiverio su dieta se complementa con vegetales como la endivia, el brocoli y el diente de león.

Su amenaza se debe, sobre todo, a la destrucción de su hábitat, así como al comercio ilegal, pues durante muchísimo tiempo se convirtió en el blanco de comerciantes ilegales que, debido a su colorido plumaje, llegaban incluso a cruzar la especia con los canarios.

Pero según Jorge Mattheus, miembro de la directiva de Audobon, la amenaza ha disminuido luego de que el cardenalito fuera protegido legalmente a través de una resolución emitida en Gaceta Oficial en el año 82 que, junto con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, reguló su comercio y tráfico de estas aves a Curazao, ya que este país que servía como puente entre Venezuela y Europa para su comercio ilegal.

Aunque el cardenalito destaca entre las aves que se encuentran en peligro de extinción por ser un símbolo nacional, en el país también existen otras especies que corren la misma suerte.

Jorge Mattheus, miembro de la directiva de la Sociedad Conservacionista Audobon, indica que la cotorra margariteña, el condor de los Andes y el espiguero de Carrizales son algunas de las especies de aves más amenazadas que existen en Venezuela.

Explica que en general ha habido una “importante disminución” en el número de aves en el país y aunque se realizan estudios no se tiene en concreto una razón, pero especula que podrían ser la pérdida del hábitat y el cambio climático.

En el caso de la cotorra margariteña Mattheus explica que es una de las aves que corre más peligro debido a la caza humana para su uso doméstico.

“La cotorra de Margarita es un ave muy rara, muy diferente, atrae mucho la atención y la gente quiere tenerla en su casa por eso su alta demanda”.

Según estudios de organizaciones ecológicas como Provita actualmente solo quedan menos de 2000 ejemplares en la isla de Margarita.

Esta ave se caracteriza por su plumaje verde y su cabeza y hombros amarillos. Se alimenta de granos, frutas, flores y hortalizas.

El 13 de agosto de 1990 fue decretada ave regional del estado Nueva Esparta lo cual representa un instrumento legal para su protección.

Fuente: El Universal