Su flor es muy bonita, de color blanco, parecida a una mariposa y de un agradable olor. Nacen arracimadas en brácteas foliáceas que se insertan por medio de un  largo pedúnculo,  en las axilas de las hojas.

      Tras la fecundacion de las flores y la caída de estas, surgen las vainas, que son unas  cascara flexible y alargada en la que están encerradas las semillas. Su longitud puede oscilar entre los 5 y 10 cm.
      En su interior, en forma de hilera, están las semillas de color verde claro,  pueden oscilar su numero entre 4 y 10, siendo de forma redondas y lisas.
      Se pueden consumir crudos, teniendo un sabor ligeramente dulce, guisados, cocidos, guisados como guarnición, ensaladas, etc. Es una buena fuente de proteínas, minerales, hidratos de carbono y fibras.
     Tras el consumo que hago de guisantes frescos, los que sobran, procedo a su embazado en bolsa de cierre hermético, tras anotar la su nombre y fecha, procedo a su congelación, para disponer de este hortaliza, durante el resto del año.
     Con todo lo expuesto, doy por terminado este comentario sobre otra de las hortalizas que anualmente  suelo cultivar en mi huerto.
     Un cordial saludo. Antonio.
Estos guisantes se ven muy provocativos, además de ser muy nutritivos.

Fuente: Antonioen El huerto del Lopez