El hormigón celular

Hormigón celular


¿Qué es el hormigón celular?

El hormigón celular curado en autoclave es un material mineral que se obtiene a base de arena de sílice, cemento, cal  y un agente de expansión, siendo éste responsable de la típica estructura microalveolar que se genera durante el proceso de fabricación.
El hormigón celular se puede fabricar en diferentes densidades. Éstas rondan entre los 350kg/m3 y los 700kg/m3, tratándose pues de un material mucho más ligero que el hormigón convencional.

materia prima

Proceso de fabricación

El proceso de fabricación Ytong es sencillo y respetuoso con el medioambiente, al requerirse poca materia prima (con 1m3 de materia prima se fabrican 5m3 de producto) y tener un consumo energético bajo.
moldes
Una vez realizada la mezcla, ésta se vierte a los moldes, donde empieza a reaccionar el polvo de aluminio (agente de expansión) con el agua alcalina. Solamente se requiere una cantidad ínfima del agente de expansión (0,05% de la masa). En este proceso se libera hidrógeno, conformándose los poros que caracterizan al hormigón celular. Aunque el proceso de expansión en los moldes solo dura media hora la mezcla se deja endurecer durante aproximadamente 2 horas antes del desencofrado.
corte perfilado
Después del desencofrado se realizan los cortes y el perfilado. La consistencia del material en este momento es todavía blanda, lo cual deja realizar los cortes mediante alambres.
autoclave
Para conseguir la resistencia final, el bloque ya cortado y perfilado a la geometría final de producto se introduce al túnel de autoclave. Se trata de una cámara hermética en la que se somete al material a una temperatura de 180º C y una presión atmosférica de 10-11 atmósferas. Después de aproximadamente 10 horas, el curado ha terminado y los productos están listos para el embalaje.
Las fábricas de Ytong disponen de los certificados ISO 9001 e ISO 14001 y fabrican el hormigón celular conforme a la normativa europea EN 771-4 (Bloques de hormigón celular curado en autoclave)
esquema producc

Ecología y salud

El hormigón celular Ytong es un material 100% mineral sin componentes químicos ni componentes orgánicos volátiles, siendo totalmente reciclable.
El proceso de fabricación es responsable con el medioambiente,  al emplearse materia prima prácticamente inagotable y requerirse relativamente poca energía, si se compara con materiales tradicionales.
El hormigón celular Ytong no desprende olores ni polvo nocivo, lo cual protege la salud de los operarios durante la ejecución y de los usuarios finales de la vivienda o edificio.
Las características higrotérmicas del material aportan un confort climático muy elevado que se traduce directamente en una sensación de bienestar y garantizan la salubridad en los ambientes habitables. Aparte, el elevado aislamiento térmico del Ytong reducen considerablemente los consumos energéticos asociados a la climatización.
El carácter ecológico del hormigón celular Ytong está acreditado a través de la declaración medioambiental de producto (EPD según ISO 14025 – ecoetiqueta del tipo III). Esta declaración otorga toda la información relacionada al ciclo de vida del hormigón celular Ytong y permite la comparación con otros materiales.
Las características ecológicas del Ytong facilitan la obtención de la certificación sostenible de edificios.
rio
Fuente: www.ytong.es