platanos-maduros-platanos-vegetales

Y tú que pensabas botar esos plátanos negros que tenías sobre el refrigerador…qué error más común que todos en algún momento hemos cometido. Pon atención a lo siguiente porque te servirá sin duda para conservar tu buena salud.

Un estudio científico japonés aportó a la lucha contra el cáncer (células anómalas que infectan el cuerpo) revelando que los plátanos maduros  producen una sustancia llamada TNF (factor de necrosis tumoral) que tiene la capacidad para combatir las células mutantes.

El grado de efecto anti-cáncer corresponde al grado de madurez de la fruta, por eso entre más negros más efectivos. Según el profesor Dr. Darryl See, de la Universidad de Tokio, los plátanos amarillos con la piel con manchas oscuras son 8 veces más eficaces que los más verdes.

El descubrimiento se hizo al comparar los diferentes beneficios para la salud de diferentes frutas: plátano, uva, manzana, sandía, piña, pera y caqui, se encontró que el banano dio los mejores resultados, ya que incrementó el número de células blancas de la sangre, mejorando la inmunidad del cuerpo que produce la sustancia anti-cáncer TNF.

El mecanismo es el siguiente. El TNF interacciona con las células tumorales para activar citolisis o la muerte celular. La interacción con receptores de TNF sobre las células endoteliales, conducen a una mayor permeabilidad vascular permitiendo a los leucocitos acceder al sitio de infección.

Los plátanos no solo son ricos en potasio, sino también en calcio, magnesio, flúor, hierro, vitaminas del complejo B y selenio. Los plátanos también contienen algunas cantidades de vitamina C. Análisis químicos comprueban que los plátanos contienen triptófano, que según los psiquiatras,es un aminoácido que se puede convertir en serotonina, lo que mejora el estado de ánimo, aliviando la depresión.

O sea, cómete un plátano diariamente, o dos ya que además, ayuda para mejorarte de la resaca, la hipertensión, el riesgo de accidentes cardiovasculares, el tránsito lento e incluso mantiene tu vista sana a pesar de los años que te eches encima de acuerdo a múltiples investigaciones.
Para no hacer tedioso su consumo, puedes aprender a hacer un helado casero de plátano, así aprovechas los más maduros, o el delicioso bizcocho cuatro cuartos con chips de plátano y chocolate.

Fuente: Veoverde