Hoy gracias a Dios, mis dos amigas y yo recibimos el título de T.S.U. en Gestión Ambiental, siendo nosotras tres las únicas de nuestro salón en haber alcanzado esta meta, la cual no ha sido fácil.

Este segundo T.S.U. ha sido un logro no solo mio, sino de mis tres hijos también, los cuales han estado allí a mi lado y que también han puesto su cuota de sacrificio, pero hoy al tener ese papel en la mano nosotras tres diremos, valio la pena lo logramos. Gracias Dios por darme la fuerzas y permitirme alcanzar esta meta.