Los Gradientes Ambientales:
Se dice que el gradiente ambiental, es un cambio progresivo, agudo o suave, en las características de un ambiente, bioma o zona geográfica. (Mata & Quevedo 1998)
Los gradientes ambientales son aquellos en los que varían simultáneamente distintos parámetros ambientales. Estos parámetros pueden variar de dos formas:
De forma ordenada: el parámetro aumenta o disminuye secuencialmente a lo largo del gradiente.
De forma no ordenada: el parámetro aumenta o disminuye de forma no secuencial a lo largo del gradiente.
Se pueden distinguir tres tipos de gradientes ambientales dependiendo del parámetro que varíe:
Gradientes indirectos: la variable ambiental no influye directamente sobre la fisiología de la planta. Por ejemplo, la altitud, la proximidad al mar…
Gradientes directos: la variable ambiental influye directamente sobre el crecimiento o la fisiología de la planta, pero no es un recurso utilizado por ella. Por ejemplo, la salinidad, la temperatura, el pH…
Gradientes de recursos: la variable ambiental es un recurso que la planta necesita para crecer. Por ejemplo, el nitrógeno, el agua…
La variación de los parámetros ambientales está a menudo relacionada con la distribución de las especies en el campo. Para estudios de comunidades naturales, los experimentos deben tener en cuenta la continuidad de la vegetación en estos gradientes ambientales, y las variaciones espacio-temporales bajo condiciones ambientales cambiantes. Este tipo de experimentos es idóneo para el estudio de estrategias adaptativas.
 
EL DOSEL:
El dosel arbóreo, dosel forestal o también llamado en ocasiones canopia o canopea (del inglés canopy y este del latín Canopus, famosa ciudad egipcia conocida por sus grandes lujos) da nombre al hábitat que comprende la región de las copas y regiones superiores de los árboles de un bosque. Especialmente en las selvas,el dosel arbóreo alberga una flora y una fauna única y especializada que no se puede encontrar en ninguna otra capa del bosque.
El dosel de un árbol individual se refiere a la capa superior de sus hojas. La canopea de los árboles, normalmente tiene una densa sombra que bloquea la luz solar a las plantas de un desarrollo más bajo. El Índice del Área de la Hoja se puede utilizar para medir la densidad del dosel forestal.
Es un factor ecológico importante, ya que cubre el suelo del bosque y lo protege de los vientos fuertes y de las tormentas. Si bien también impide que la luz solar, además de una considerable cantidad de lluvia, alcance el suelo. Como consecuencia, los suelos de la selva y de los bosques densos tienen, considerablemente, una menor cantidad de vegetación que el resto de las capas del bosque.
Este término, también, ha sido adoptado por las comunidades de la permacultura y la jardinería forestal, quienes emplean la distinción entre dosel y árboles secundarios en su sistema de diseño de siete capas.
 Fuente: Internet