Vitalis exige que se determinen responsabilidades específicas en mutilación del cunaguaro

Cunaguaro mutilado de El Pinar | Foto: Cortesía @asoc_vpla
Cunaguaro mutilado de El Pinar | Foto: Cortesía @asoc_vpla

La organización ambientalista recordó que las leyes venezolanas protegen esta y otras especies

La organización no gubernamental venezolana Vitalis condenó la mutilación de parte de las manos de un cunaguaro, Leopardus pardalis,  mantenido en el Zoológico El Pinar de Caracas.
La experta en Zoológicos, Esmeralda Mujica, directora de Vitalis en Carabobo y presidenta de la Asociación Venezolana de Zoológicos y Acuarios (AVZA) dijo que este acto asombra por lo “atroz” y  que es una muestra “de la barbarie, de lo que un ser humano puede hacerle a un animal”.

Aún no se saben las causas de este lamentable hecho, pese a que a través de las redes sociales muchas han sido las hipótesis.

Diego Díaz Martín, presidente de Vitalis y jefe de Estudios Ambientales de la Unimet, recordó que lo fauna silvestre del país se encuentra protegida por la Ley y sus reglamentos, además de la Ley Penal del Ambiente recientemente reformada. Para Díaz Martín, “el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente debe iniciar un procedimiento apoyado por la Fiscalía Ambiental y los órganos de policía ambiental, buscando a los responsables y solicitando para ellos las penas que establece el marco jurídico vigente”, sentenció.

Vitalis recuerda el rol de los Zoológicos, que además de brindar y asegurar las condiciones mínimas para que estas especies puedan sobrevivir y reproducirse, sirven de espacios para la educación y la recreación.

Para Mujica, es inadmisible que se culpe o se responsabilice a los profesionales, técnicos u empleados de manera general sin tener pruebas, o que se culpe a los zoológicos de tener animales en cautiverio.  Lo importante, indica Díaz Martín “es que se realicen las investigaciones y se de con los responsables, a fin de realizar los correctivos necesarios para evitar que este tipo de barbaries se repitan”.

El cunaguaro es un felino de mediano tamaño, con una longitud de cabeza y cuerpo de 70 a 90 cm, y una cola relativamente corta (30-40 cm, un 45% de la longitud de cabeza y cuerpo); su peso oscila alrededor de 10 a 12 kg.  Está considerado como una especie vulnerable debido a la presión de cacería que en todo el país tiende a reducir drásticamente sus poblaciones. Su piel es atractiva y por eso es tan perseguido por los cazadores, además de otros usos asociados a la brujería o la santería, como mencionó una fuente que no quiso identificarse.

Fuente: El Nacional