Un lector del blog el Sr. Jesús Reinoza tuvo el agrado de compartir estas imágenes tomadas, en una finca de Ciudad Guayana. Realmente tienen un color hermoso estas ranitas, las cuales están en peligro de extinción.