Comer-pescado-protege-el-corazón

Dos nuevos informes, uno de ellos elaborado por el Instituto de Investigación de la Biodiversidad y la Red Internacional de Eliminación de los COP (IPEN) demostró que el 84% de los peces del mundo contienen niveles peligrosos de mercurio*; el segundo informe fue elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y encontró que las emisiones de este metal están aumentando en todo el mundo, especialmente, en los países en desarrollo. La contaminación por mercurio a niveles considerables está presente en la actualidad en todos los ecosistemas marinos y de agua dulce alrededor del globo.

Los niveles de mercurio, encontrados en la mayoría de peces de nueve países –Estados Unidos/Alaska, Albania, Tailandia, República Checa, Rusia, Italia, Japón, Uruguay y Portugal-, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos determina que el consumo de pescado más de una vez al mes superaría los niveles seguros de consumo. De acuerdo con la dosis de referencia de la Agencia, solo debe consumirse un plato de pescado de 170 gramos (o seis onzas) al mes.

TABLA
[fuente: IPEN]

El metal llega a los peces por la contaminación derivada de actividades del ser humano, como plantas de cloro, lugares contaminados, la quema de carbón en las centrales termoeléctricas, la minería de oro y la industria química, entre otras. El PNUMA señala que en África, Asia y América del Sur, el aumento en los niveles de mercurio se debe al mayor uso del carbón para generar electricidad y a un aumento en la minería de oro a pequeña escala. Asia, según este informe del PNUMA, produce casi la mitad de las emisiones de mercurio de todo el mundo debido a la rápida industrialización que se está llevando a cabo en la región. La investigación a su vez encontró que 260 toneladas de mercurio acaban cada año en ríos y lagos, y una vez que es liberado puede viajar miles de kilómetros a través de las corrientes aéreas y marinas.
El análisis realizado en pescados a la venta para el consumo humano en los nueve países, determinó que en todos estos había una elevada proporción de pescados contaminados, según se menciona en el informe de IPEN. En Uruguay la muestra fue tomada de peces espada comprados en Montevideo y Punta del Este; esta especie se encuentra en el tope de la cadena alimentaria, por lo que acumula mercurio al comer otros peces con presencia de esta sustancia. “El resultado obtenido con el pez espada es una buena muestra del nivel de contaminación en el resto de pescados”, explicó María Isabel Carcamo, coordinador de RAPAR, una entidad asociada a IPEN.
Las concentraciones de mercurio en el pescado obtenido en sitios de Japón y Uruguay fueron tan altas que la IPEN recomienda no consumirlo. La Organización Mundial de la Salud y la Comisión Europea no recomiendan la venta comercial de pescado con más de 1.0 ppm de mercurio, esta dosis mínima se encontró altamente superada en las muestras de Japón y Uruguay.

El mercurio es una neurotoxina que daña severamente los riñones y muchos sistemas corporales, incluyendo los sistemas nervioso, cardiovascular, respiratorio, gastrointestinal, hematológico, inmunológico y reproductivo.

Toda la informacion la obtuve del blog: Cambia tu vida cambia tu planeta
Fuentes:
http://www.ipen.org/hgmonitoring/pdfs/ipen-bri-summary-es.pdf
http://medioambientales.com/el-84-de-los-peces-contaminados-por-mercurio/#comment-806
http://www.diarioinforme.com.ve/salud/analisis-demuestra-alta-concentracion-de-mercurio-en-personas-y-pescados