En el 2011, el correo del Caroní, publica un excelente artículo con respecto a la contaminación atmosférica, existente en Ciudad Guayana, de dicha publicación extraje parte importante y también dejo el enlace completo para quién lo quiera leer. Pero lo realmente prioritario es que a la fecha de hoy 2013, contamos con una Ciudad Guayana, mucho más contaminada con una población con un índice más elevado de personas con problemas respiratorios y que de alguna manera los controles hacía las emisiones contaminantes cada día son menores.

Qué podemos hacer? Primero saber que las leyes existen, que hay un decreto 638 que establece las sanciones pertinentes y segundo organizarse como comunidad y exigir lo que establece la constitución de que tenemos derecho a crecer y desarrollarnos en un ambiente sano y libre de contaminación.

Las empresas básicas no se van a ir de la zona y tampoco eso es lo que se quiere, pero si que cumplan con las normas de control con respecto a sus emisiones atmosféricas, con la instalación de los filtros pertinente.

( El estado Bolívar en 1996 se constituyó en pionero a nivel nacional en el establecimiento de los cronogramas y planes de adecuación ambiental; si bien este proceso en ese momento fue exitoso, con el tiempo estos proyectos, planes y sistemas se fueron haciendo obsoletos, porque éstos requieren mantenerse activos, la actualización constante de los sistemas de control, con base a los procesos productivos, las operaciones y al crecimiento y ampliación de las empresas.

 Esta es la razón por la que principalmente Puerto Ordaz en los actuales momentos presenta en algunos sectores considerables índices de contaminación ambiental, que se manifiestan en una población con altos índices de alergias, rinitis y problemas broncopulmonares que son reportados por el Instituto de Salud Pública regional.

 Ante esta realidad, nos preguntamos ¿qué hacer ante la ausencia de voluntad política por parte de los organismos gubernamentales que tienen bajo su responsabilidad la gestión y control ambiental del municipio Caroní? En estos momentos los ciudadanos tenemos una serie de herramientas legales como la Ley de Consejos Comunales, y el mencionado decreto 638, entre otros, que permiten a la ciudadanía desarrollar acciones de control para vigilar, cuidar y verificar que las instituciones del Estado cumplan con su cometido y se haga en términos de trasparencia, equidad y eficacia. El problema está en que lamentablemente desconocemos los términos de cómo exigir el respeto de nuestros derechos, no sólo de disfrutar de un ambiente sano libre de contaminación, sino de muchos otros contemplados en la declaración universal de los derechos humanos.)

Fuente: fcordero@ucab.edu.ve
http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_wrapper…