Arquitectura Ambiental LSB se dedica a la difusión, proyección, construcción y comercialización de tecnologías dirigidas a la sostenibilidad de las edificaciones. Concebimos la arquitectura de una edificación con la meta de que su huella de carbón y ciclo de vida tengan el menor impacto ambiental posible en su entorno. También buscamos que contribuya a revitalizar el medio ambiente.
Nuestra premisa se centra en que el edificio pueda generar su propia energía o parte de ella a partir de fuentes renovables de energía (solar fotovoltaica, solar térmica, energía eólica, arquitectura solar pasiva). Trabajamos con el objetivo de que los recursos usados para el funcionamiento de una edificación sean optimizados: hacemos énfasis en el ciclo del agua y en el aprovechamiento de las aguas pluviales.
Diseñamos, comercializamos e implementamos tecnologías que ayuden al uso racional de los recursos naturales con el objetivo de reducir de forma importante las emisiones de CO2 y así reducir nuestra huella de carbón en el planeta.

Primera posada solar en Choroní


Una posada en el emblemático pueblo turístico de Choroní estrenó las bondades de la energía alternativa. El propietario del Hostal Colonial, situado en Puerto Colombia, decidió sustituir los calentadores eléctricos por calentadores de agua solares y así cumplir su sueño de aprovechar la energía permanente que brinda el sol en este país tropical. De esta manera, también eliminó el problema que acarrean los constantes apagones de luz eléctrica que afectan a esta región de la costa de Aragua.
“En este pueblo hay muchísimo sol. Por eso siempre me pregunté ¿por qué gastar tanto en corriente eléctrica si existe la energía solar?”, comenta Karl Jerg, el dueño del Hostal Colonial. Llegó a Choroní desde su tierra natal, Alemania, hace más de 30 años y de un tiempo para acá, sobre todo desde que se acentuó la crisis eléctrica en el país, comenzó a evaluar la posibilidad de integrar las energías alternativas en su posada. “En Alemania es muy conocida esta tecnología. Allá hay muy poco sol y funciona a la perfección. Imagínate cómo funcionará aquí”, dice.
Jerg instaló ocho calentadores de agua que funcionan con energía solar: sólo requieren de tres horas de luz del sol al día para calentar el agua a más de 70 grados centígrados. Y por ser una región donde el sol encandila casi todo el año, entonces tiene un servicio blindado contra apagones eléctricos. Con estos equipos, logran llevar agua caliente a 18 habitaciones. “Los clientes han sido muy receptivos y les llama mucho la atención que puedan bañarse con agua que calentó el sol de la mañana. Aplauden que tengamos esos equipos ecológicos”, comenta.
Con esta apuesta por energías más limpias y económicas (el calentador no genera consumo en la factura de electricidad), este posadero siente que da un aporte relevante para reducir el impacto ambiental. “Cada vez hay más personas que toman conciencia sobre las energías renovables para proteger el ambiente y minimizar los efectos del cambio climático. Espero que otras posadas entiendan la importancia de usar tecnologías alternativas”, señala Jerg.
Energía sustensable
Los calentadores de agua solares del Hostal Colonial fueron instalados por una empresa venezolana llamada Arqbiental LSB. Su director, Laurencio Sánchez, es un arquitecto que se ha especializado en el uso de energías alternativas en edificaciones. Su meta: promover las energías de fuentes renovables como una opción accesible, ecológica y sustentable.
Sánchez refiere que además de la posada de Puerto Colombia-Choroní, también se han colocado estos equipos en viviendas y albergues en Los Andes (Canaguá, Mérida), Trujillo (Boconó), Margarita, La Gran Sabana (El Paují), Caracas, y en industrias de Guarenas. “El uso del calentador eléctrico representa el 30% del consumo mensual de una factura de electricidad. El calentador de agua solar sustituye este aparato y su consumo es gratuito, pues se abastece del sol. Eso se traduce en un ahorro considerable de electricidad. En días nublados, el agua se mantiene caliente durante 72 horas. En Venezuela, el rendimiento de la energía solar es altísimo pues estamos en el trópico y hay sol todo el año. Estas condiciones hacen muy viable este tipo de tecnologías”, afirma el arquitecto.
La apuesta de Sánchez es similar a la de Karl Jerg. “Tenemos que ser consecuentes con el uso racional de la energía. No es posible que el mundo siga operando bajo una misma matriz energética pues no es sustentable. Los recursos como el carbón y el petróleo son finitos y tienen un impacto ambiental negativo muy alto. Energías como la solar, la eólica, la mini hidráulica, son alternativas que a la larga son más económicas, eficientes y con efectos mínimos en el entorno”, explica el directivo de Arqbiental.
Para ampliar la implementación de estas tecnologías más allá del sector turístico, el uso de las energías alternativas debería ser una política de Estado que incentive su aplicación en otros sectores, subraya Sánchez.

Fuente: Toda la información es