El espino blanco (Crataegus oxyacantha L.), espino albar, majuelo o “cerezo de pastor”, como se le conoce en algunos sitios, pertenece a la familia de las rosáceas.

Es un arbusto que puede llegar a crecer hasta los 9 metros, por lo que a veces parece más bien un árbol. Es originario de Europa, norte de África y Asia occidental. Puede encontrarse en estado salvaje en los bordes de los bosques, o cultivado para formar setos impenetrables en jardines o setos divisorios en los campos para guardar el ganado dentro.
Se caracteriza por unas florecitas blancas que crecen en racimo y dan lugar a un fruto en forma de bayas rojas. Su aroma es parecido al del tilo, y sus bayas (parecidas a la acerola) se convierten en un manjar para los pájaros.

Propiedades del espino blanco

Son fundamentalmente:
  • propiedades vasodilatadoras de las arterias coronarias.
  • posee además propiedades cardiotónicas ayudando al corazón a bombear la sangre con más fuerza.
  • presenta capacidad sedante sobre el sistema nervioso simpático (responsable de preparar el cuerpo contra el estrés, favoreciendo la huida o la reacción al peligro o amenaza).
  • la corteza tiene propiedades febrífugas.
  • los frutos son ricos en vitamina C, vitamina B y minerales.
  • las flores y los frutos también tienen propiedades astringentes.

Fuente:
misremedios.com › Plantas Medicinales y Complementos
Opinión particular sobre el Espino Blanco: Mi mamá lo ha tomado, para el corazón
 y en mi casa habían  quedado unas pastillas demás y comence a tomarlas, para una migraña
 y les digo es excelente